Cargando Cargando...

Una vez hermanos, siempre juntos

Marcus y Markieff Morris./ Getty Images

Prudential Center, 23 de junio de 2011. Newark, New Jersey. Siete de la tarde, hora local. Se celebraba la sexagésima quinta edición del Draft de la NBA. En esa sala había algo que lo hacía muy especial. Entre los jugadores invitados al draft estaban dos jugadores que se habían formado en la misma universidad, en los Kansas Jayhwaks. Los dos habían entrado en el mismo año, en la temporada 2008-2009, y los dos habían decidido dar el salto a profesionales el mismo año. Incluso estaban sentados en la misma mesa, acompañados por sus familiares. Marcus Morris había sido invitado a la ceremonia, mientras que Markieff Morris fue invitado después. Junto a ellos estaban Kyrie Irving, Jimmer Fredette, Kawhi Leonard, Bismack Biyombo, Enes Kanter, Brandon Knight, Tristan Thompson, Jonas Valanciunas y Kemba Walker, entre otros. Todos expectantes, a las palabras de David Stern.

Ésta es la historia de Marcus y Markieff, los cuartos hermanos gemelos en ser elegidos en el mismo draft, y los segundos en la historia de la NBA en ser elegidos consecutivamente. Markieff Morris fue elegido en la posición décimo tercera por Phoenix Suns, mientras que Marcus Morris era elegido por Houston Rockets en la posición 14. La alegría que desprendían tanto uno como el otro cuando el comisionado dijo sus respectivos nombres hacía intuir que se llevaban muy bien. Markieff fue seleccionado primero, y el padre se puso la gorra de los Suns, pero cinco minutos después Marcus fue elegido por los Rockets y se la tuvo que quitar. Anécdotas que sólo algunos afortunados pueden vivir. Un final de película muy ‘disneyriana’ para una historia de dos hermanos que se forjaron en la misma universidad y decidieron dar el salto cogidos de la mano. ¿Demasiado bonito?

Los hermanos gemelos Morris fueron los sextos en la historia de la Liga en llegar a la NBA, tras Dick y Tom Van Arsdale (primeros gemelos en jugar en la NBA, y primeros en ser seleccionados consecutivamente), Carl y Charles Thomas, Robin y Brook Lopez, Jason y Jarron Collins, Joey y Stephen Graham y Harvey y Horace Grant. Aun así, el año rookie no fue muy bueno para ninguno de los dos. Markieff jugó un total de 145 partidos en sus dos primeros años, 39 de ellos como titular. Le dio para promediar 7.8 puntos y 4.6 rebotes en 21 minutos de juego en su carrera antes de que comenzase la temporada 2013-2014. Para Marcus fue mucho peor, ya que tan sólo pudo jugar 17 partidos en su primer año, promediando 2.4 puntos y 0.9 rebotes en siete minutos de juego.

Marcus y Markieff Morris./ Getty Images

Pero lo peor llegó en febrero de 2012, cuando Marcus fue asignado a los Dakota Wizards de la D-League. Para salir al paso de esta crisis, en verano decidió ir a entrenar junto a su hermano Markieff. Ya para su segundo año, Patrick Patterson cayó lesionado y el entrenador Kevin McHale puso como titular a Marcus Morris para el partido inaugural de la NBA. Éste pensó que era una broma, pero no fue así, y pudo disfrutar de 21 minutos de media en los primeros 54 partidos que jugó con la camiseta de los Rockets. Pero la vida le deparaba una buena noticia. En febrero de 2013, Marcus Morris fue traspasado a los Phoenix Suns. Hasta la fecha estaba promediando 8.6 puntos y 4.1 rebotes. Se juntaba de nuevo con su hermano gemelo, y da la casualidad que en los Suns ya jugaron otra pareja de hermanos gemelos: fueron Dick y Tom Van Arsdale en la temporada 1977-1978. Los números de Marcus bajaron un poco, pero dudo que le importara mucho.

¿Esta historia puede ser más bonita? Pues sí, y es que los hermanos Morris están siendo noticia en la NBA en este inicio de liga. Hace unos días Markieff fue elegido Jugador de la Semana de la Conferencia Oeste, donde ha promediado 22.3 puntos y 14 rebotes con un balance de tres victorias y una derrota. En cómputos globales está en 14.4 puntos y 6.4 rebotes en 27 minutos de juego. Pero el hermano ‘malo’ tampoco lo está haciendo mal, donde está aprovechando los 22 minutos de media de juego para promediar 8.6 puntos y 6.3 rebotes.

La historia ha querido que estos hermanos gemelos estén siempre juntos, e incluso ser protagonistas, algo que no ocurre con mucha frecuencia cuando hablamos de hermanos que son jugadores profesionales. Pueden llegar a ser el futuro de los Phoenix Suns, incluso pueden ser los ‘temidos gemelos Morris’, como eran los hermanos Derrick con ‘la catapulta infernal’ en la serie Oliver y Benji. El techo del US Airways Center es el techo para Markieff y Marcus de momento. O no. Veremos cómo evolucionan. De momento, vamos a disfrutar de estos dos hermanos.

@Aitzol5

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Phoenix Suns

Continúa la conversación: Foro de los Phoenix Suns

  Compartir en Facebook
Fecha | 18.11.2013 01:26

Recomendamos