NBA

Se desinfla el globo en la Casa Blanca

el

Paul Pierce y John Wall./ Getty Images

La temporada de Washington Wizards ha ido en clara línea descendente desde el mes de febrero, con un balance de 18 partidos perdidos de los últimos 25. Algo que en la Conferencia Oeste te haría quedar apeado muy posiblemente de entrar en playoffs, pero que en el Este sólo les ha mandado al quinto lugar y con opciones todavía de quedar entre los cuatro primeros y tener ventaja de campo en la primera ronda.

La llegada de un veterano curtido en mil batallas como Paul Pierce dotaba a los de la capital de esa dosis de experiencia necesaria en todo equipo que aspira a lograr el anillo. Además John Wall dejó hace tiempo de ser un base pasado de revoluciones y ahora ya está plenamente consolidado en la élite de los guards de la NBA, liderando la Liga en asistencias. A ellos hay que añadirle la gran dupla interior que forman Marcin Gortat y Nenê. La frialdad del polaco se complementa perfectamente con la chispa del brasileño, y por si fuese poco Bradley Beal se convierte en una continua pesadilla exterior y con un potencial increíble. Con todas estas piezas sobre el parqué se forma uno de los mejores quintetos iniciales de la Liga y, sobre el papel, aspirantes a como mínimo llegar a Final de Conferencia.

Los pupilos de Randy Wittman ya demostraron la temporada pasada que se les tenía que tener en cuenta en las previsiones para cotas más altas, aplastando a Chicago Bulls en 1ª ronda y cayendo con las botas puestas ante los cabeza de serie Indiana Pacers. En el nuevo curso el globo siguió hinchándose y durante los primeros 30 partidos el balance reflejaba un 22-8 sólo superados por Atlanta Hawks. A partir de ahí dejó de entrar más aire y se fue desinflando debido a las lesiones de Beal, Khris Humphries o Pierce. Esto ofreció al banquillo dar un salto de calidad que habían demostrado antes del All-Star. Pero tanto Rasual Butler como Garrett Temple y Otto Porter Jr no han logrado estar a la altura y el equipo se ha resentido. Además el sistema ofensivo del equipo se limita al juego de Wall y eso les convierte en uno de los peores ataques de la Liga. El libro de jugadas de Wittman parece tener sólo una página y debería buscar alternativas antes que empiecen a jugarse los cruces por el título. Veremos si el globo de Washington puede volver a coger altura cuando más obstáculos habrá en el aire o por el contrario caerá en picado en el ala oeste de la Casa Blanca.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU