Cargando Cargando...

WNBA: Primer mes de competición

Becky Hammon, una de las estrellas de San Antonio SilverStars./Getty

Se cumple un mes desde que el pasado 3 de junio se iniciaran los partidos en la WNBA. Muchas han sido las expectativas puestas en nuevas jugadoras, en equipos reformados, en nuevos aspirantes al anillo. Muchas también han sido las sorpresas y nuevas alegrías. Lo analizamos todo ahora mismo.

Lo mejor: San Antonio SilverStars y el acomodo de las jóvenes
Este equipo, que cuenta casi con la totalidad de la plantilla muy veterana, ha sabido sacar partido a sus rookies de una forma espectacular. La base Danielle Robinson en algo más de 20 minutos por encuentro promedia 7.7 puntos y 4.7 asistencias, una gran sustituta de Becky Hammon. Por su parte, la campeona de la NCAA Danielle Adams no está haciendo otra cosa que deslumbrar con su capacidad atlética y de movimientos a pesar de su peso, y manda en la pintura con 16.2 puntos y 4.7 rebotes cada noche desde el banco. Las texanas mandan en la WNBA con un balance de 7 victorias y 2 derrotas.

Lo peor: El camino perdido de Tulsa Shock
En varias ocasiones ya hemos comentado lo preocupante del camino de esta franquicia, ya perdida en la pasada temporada, y que a pesar de la incorporación de Cambage, la número 2 del Draft, no ha sabido reconvertirse. Tan sólo una victoria en 10 encuentros. Lo único positivo de estas chicas, la vuelta de la mítica Sheryl Swoopes como jugadora, con 40 años, para enseñar a las jóvenes, y los buenos números de la ex de Stanford Kayla Pedersen, 11.7 puntos, 5 rebotes y 3.1 asistencias, y que la australiana Liz Cambage está rindiendo a buen nivel, 14.4 puntos y 6.1 rebotes.

Las expectativas: Minnesota y su nueva cara
La incorporación de la número 1 del Draft, Maya Moore, y de la número 4, Amber Harris, ha cambiado por completo la franquicia de las Lynx que aspiran a todo. El récord no está nada mal, 6-3, y las jugadoras que tienen que responder lo están haciendo. El presumible camino de esta franquicia es seguir creciendo y dejar ya atrás este mes de “contacto” para empezar a marcar diferencias en la Conferencia Oeste, si es que realmente estarán para optar al anillo a final de campaña. Rebbekah Brunson en plan estelar, 12.1 puntos y 11.7 rebotes en cada partido.

La sorpresa: Connecticut Sun, la evolución del equipo
Más que sorpresa como tal, las Sun son el claro ejemplo de un equipo que cree en la juventud, en la calidad, y que deja trabajar con calma a todos los integrantes de su roster. La pasada campaña acabaron la regular con 17 victorias y otras tantas derrotas. Ahora mismo están con 6-3, y el viernes pasado demostraron que no son ya corderitos, ganando 75-70 en casa, contra las campeonas Storm. Tina Charles, la rookie del año pasado, sigue en su excelente nivel, 19.8 puntos y 10.9 rebotes. Quien ha dado un paso adelante es la base Renee Montgomery, anotando más, mejor y asistiendo a sus compañeras de forma excelente.

La decepción: Los problemas de las Dream
Las actuales finalistas de la WNBA están de capa caída. Sobretodo la culpa recae en los problemas físicos de sus jugadoras. Angel McCoughtry, la auténtica estrella, no pudo realizar una buena pretemporada y hasta que no estuvo al 100% su equipo lo pagó con un mal inicio de campaña. Una vez había llegado ella, fue el turno de la pivot española Sancho Lyttle. Se fue con su selección al Europeo, y volverá en breve, si su lesión en la pierna le deja.

La vida sigue igual, Indiana Fever
Las del Conseco Fieldhouse se caracterizan por ser un equipo duro, correoso, muy difícil de batir. Y si no que se lo digan a New York la pasada campaña en las Semis de la Conferencia Este. Esta temporada, más de lo mismo. Las de amarillo mandan en su Conferencia con 7 victorias y 3 derrotas, y tirando del carro, las de siempre. Katie Douglas, 17.3 puntos, Tamika Catchings, 13.9 y 8.2, y en la cobertura, Jessica Davenport, 12.1 y 5, y como base Briann January, 8.6 puntos y 5 asistencias.

¿Qué está pasando con las campeonas?
Algo extraño pasa en Seattle. Los problemas de la MVP del pasado año, Lauren Jackson, que ya se queda fuera de toda la temporada por tener que operarse, han mermado en gran cantidad la aportación ofensiva de las verdes. Ahora mismo son el peor ataque de la liga, no llegando ni a los 70 puntos por encuentro, con unos tristes 26% en triples. Afortunadamente para la franquicia, siguen siendo el mejor equipo defensivo, de ahí que estén con el balance de 5 victorias y 3 derrotas. Ahora sin Jackson, la vida es diferente.

Estadísticamente hablando
La pivot de Chicago Sky, Silvia Fowles, es la máxima anotadora de la liga con 20.7 puntos, seguida de cerca por Diana Taurasi, de Phoenix Mercury, con 20.1, y la mencionada Tina Charles con 19.8.

En el apartado reboteador, sólo 3 jugadoras están en dobles figuras. Rebekkah Brunson, con 11.7, Tina Charles, con 10.9, y Candice Dupree, con 10.2. Muy cerquita de esos guarismos de mueve Candance Parker, con 9.9 y Niky Anosike, con 9.4.

Becky Hammon redondea un magnífico primer mes de competición con las SilverStars comandando la clasificicación de asistencias, con 6.7. Lejos se encuentra Penny Taylor, de Phoenix, con 5.8, y Lindsay Whalen, de las Lynx, con 5.7

All-Star
Ya han empezado en la liga las votaciones para las jugadoras que vestirán las camisetas del All-Star que este año se celebrará en San Antonio en próximo sábado 23 de julio. Se recupera una vez más el partido entre Este y Oeste, después que el año pasado se jugará un encuentro entre la selección USA y un equipo de estrellas de la liga.

Este año, además, también se pueden votar las 15 mejores jugadoras de la historia de la competición, aprovechando que la WNBA cumple estos primeros 15 años.

  Compartir en Facebook
Fecha | 04.07.2011 13:07

Recomendamos