Cargando Cargando...

WNBA: Todo se aprieta antes del parón olímpico

Minnesota Lynx y Connecticut Sun./ Getty Images

Sigue la lucha en la mejor liga de baloncesto femenino del mundo y todo se iguala en ambas conferencias, donde mandan a día de hoy Minnesota Lynx (Oeste) y Connecticut Sun (Este). Especialmente apretada está la conferencia de la costa atlántica, con la excepción de Washington Mystics y New York Liberty, hundidas en la parte baja de la tabla y sin visos de mejorar en las próximas fechas (pese a sus últimas victorias como locales ante Phoenix Mercury y Seattle Storm). En lo más alto de la clasificación del Este sigue una semana más Connecticut Sun, que afronta en los próximos días tres partidos fuera del Mohegan Sun Arena ante Tulsa Shock, Lynx y Mystics. Al acecho siguen Indiana Fever y Chicago Sky. Las primeras, tras un descanso de aproximadamente una semana, tienen cuatro partidos consecutivos en su cancha para aprovechar y ponerse como líderes antes del parón por la disputa de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Por su parte, las Sky de Pokey Chatman prosiguen con su buena campaña, donde se están confirmando como la gran alternativa en el Este. La mala noticia para la franquicia de Illinois es la lesión de su mejor anotadora durante el primer mes de competición, Epiphanny Prince, que con una fractura en su pie derecho no estará disponible hasta el mes de agosto. Cubriendo esta importante baja anotadora nos encontramos a jugadoras como Shay Murphy, Sonja Petrovic o Lecoe Willingham, que han dado un paso al frente cuando más falta le hacía al equipo. Con Sylvia Fowles como referente, siguen optando a todo.

Sancho Lyttle./ Getty ImagesA la caza de los tres equipos de arriba en la conferencia atlántica tenemos a Atlanta Dream, eterno aspirante al anillo. La española Sancho Lyttle se ha convertido en fiel escudero de Angel McCoughtry, la estrella del equipo, debido a la baja de Erika de Souza, que se encuentra con la selección brasileña preparando la próxima cita olímpica. Cuando la jugadora carioca se una al plantel y, dependiendo su estado de forma para aquel entonces, el equipo entrenado por Marynell Meadors podría optar a todo. Como decíamos al principio de este artículo, tanto New York Liberty como Washington Mystics parecen estar un punto por debajo de las demás, sobre todo las del Distrito de Columbia. Las Liberty, por su parte, no terminan de engancharse y están pagando el pésimo arranque de campeonato. En su roster hay potencial suficiente como para, al menos, luchar por algo más que no ser las últimas del Este.

Y si en el Este domina Connecticut, en la Conferencia Oeste las Minnesota Lynx no aflojan en su lucha por ser las mejores un año más. Hasta la fecha solo ha encajado dos derrotas, ante San Antonio Silverstars hace pocas fechas y ante Seattle Storm a mitad de junio. La continuidad del bloque del año pasado hace de la franquicia de Minneapolis la máxima favorita al anillo de campeonas. Los números están ahí, juzguen ustedes mismos. Le sigue a la zaga Los Angeles Sparks, equipo que se ha visto reforzado en su juego interior por la continuidad de Candance Parker y la aportación de la rookie Ogwumike, además del gran papel que está firmando Kristi Toliver (16 puntos y cinco asistencias por partido). Su ventajosa situación, a tres victorias de las Lynx, y el colchón de tres victorias sobre San Antonio y Seattle, les debe hacer mirar hacia arriba de manera valiente y decidida. Si especulan con la diferencia que llevan sobre las de abajo, a buen seguro que esto les acabará pasando factura. Quienes van en una línea de franca mejoría son las Silverstars y las Storm. Por partes. San Antonio es a día de hoy uno de los equipos más en forma de la competición. Sus victorias ante los dos equipos de arriba de su conferencia lo demuestran. Sophia Young es la líder anotadora y Becky Hammon lo es en el aspecto moral como directora de juego. La recuperación de la jugadora americana de pasaporte ruso ha acabado por catapultar a las tejanas. Y sin en Tejas están contentos, no menos lo están en el estado de Washington con las Seattle Storm. Un club y una afición acostumbrada a ganar, que entre la pasada campaña y el inicio de esta habían perdido la ilusión. Pese a no contar con la australiana Lauren Jackson hasta agosto, las jugadoras de Brian Agler han dado un paso adelante. No es más que ocupar el sitio que se les presupone y desplegar el juego que su roster les permite. La buena noticia para el equipo que juego como local en el Key Arena es la vuelta al equipo de Svetlana Abrosimova, defenestrada para Londres 2012 por el seleccionador ruso y que puede aportar su veteranía y entrega como ya hizo hace dos años.

Candice Dupree y Diana Taurasi./ Getty ImagesOtro cantar es Phoenix Mercury, toda una canción melancólica en una temporada aciaga para el equipo de Arizona. Las bajas de Diana Taurasi y Candice Dupree –a la que hay que sumar la de Penny Taylor-, han empujado a DeWanna Bonner a ser la estrella del equipo en cuanto a anotación se refiere. Su media de puntos y rebotes podría deslumbrar a cualquiera, pero su porcentaje de tiro de campo (39.1) y sus más de 16 lanzamientos intentados por partido la mantienen lejos del Olimpo de las grandes figuras de la WNBA en la carrera por el MVP. Como viene siendo habitual, dejamos para el final el papel de Tulsa Shock, eterno farolillo rojo del campeonato. Sus dos victorias a estas alturas de verano y su mejoría en el juego respecto a 2011 son los únicos alivios –si es que se puede denominar como alivio- para sus aficionados. Ahora tienen tres partidos seguidos en el BOK Center de Tulsa ante Sun, Mystics y Lynx para refrendar esas sensaciones y crecer como equipo. Personalmente, todavía creo en su mejoría.

  Compartir en Facebook
Autor | Jaime Durán
Fecha | 02.07.2012 22:45

Recomendamos