Cargando Cargando...

Yankee go home

Deron Williams (New Jersey Nets)./ Getty Images

Espero que nadie me malinterprete por el título de este artículo, puesto que no tengo nada personal en contra de los estadounidenses y menos aún en lo que atañe a los profesionales del noble arte del baloncesto venidos de ese país. Hecha la aclaración, les explico que lo del manido yankee go home es la predicción de una frase que algún jugador NBA (estadounidense o no) podría escuchar en unos meses desde la grada de una cancha europea.

Las informaciones sobre jugadores NBA amenazando con venir a jugar a nuestro continente se repiten día tras día desde el inicio del “lockout” y muchos aficionados se frotan las manos pensando en las grandes estrellas que podrán ver compitiendo cerca de casa. Sin embargo, son muchas las dudas que se plantean con estos fichajes. ¿Vendrán estos jugadores dispuestos a competir al máximo? ¿Estarán motivados para luchar por títulos que ni les van ni les vienen? ¿Se arriesgarán a sufrir una lesión con los problemas que esto les acarrearía a nivel físico y económico?

El baloncesto europeo ha acogido a lo largo de su historia a grandísimos jugadores estadounidenses con o sin experiencia en la NBA y su contribución ha sido fundamental para situar el baloncesto del Viejo Continente a su nivel actual. Por otra parte, también son muchos los jugadores procedentes de la mejor liga del mundo que han venido a sacarse un buen puñado dólares al final de sus carreras mientras arruinaban –en todos los sentidos- a los equipos que invertían en ellos. Todas las grandes ligas europeas han sufrido alguna vez a un americano egoísta e indisciplinado que ha terminado a palos con entrenador, compañeros y cualquiera que se cruzara por delante.

Deron Williams, el base de los New Jersey Nets, ha sido el primero en dar el paso de comprometerse con un club europeo al firmar con el Besiktas turco. La repercusión de un fichaje así a nivel mediático y publicitario es incuestionable, pero la compensación a nivel deportivo se antoja más difícil de predecir. En Turquía y concretamente en el Besiktas deben conocer los riesgos, ya que la pasada temporada “gozaron” de los servicios de otro base de relumbrón, aunque más talludito, como Allen Iverson.

El club otomano no se corta y ahora asegura que también está tentando a Kobe Bryant para ofrecerle un contrato que, como el de Williams, contendrá una clausula que le permita regresar a la NBA en cuanto el “lockout” llegue a su fin. Es decir, si el cierre patronal terminara en noviembre y la liga se reanudase en diciembre, el Besiktas se quedaría compuesto y sin americanos a las primeras de cambio. Y que jueguen los turcos.

Tendremos que conceder la presunción de inocencia a todos los jugadores que decidan saltar el charco, pero sería triste que la “estrellitis” cegara a los clubes europeos y las competiciones se vieran condicionadas por la presencia de jugadores que solo desean mantener la forma a cambio de sueldos astronómicos.

@marcrampas

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Los Angeles Lakers

Continúa la conversación: Foro de los Los Angeles Lakers

  Compartir en Facebook
Fecha | 11.07.2011 20:53

Recomendamos